jueves, 6 octubre 2022
- Publicidad -

El láser del talaveranismo científico

 

JULIO OKHace nada, en plenas y llenas Jornadas Medievales de Oropesa concretamente, caí en la cuenta de que para entender lo que viene sucediendo en y con Talavera, es menester estar medianamente puesto en mecánica cuántica. O al menos, para los menos iniciados en el talaveranismo científico, en uno de sus efectos: la emisión inducida o estimulada.

Emisión inducida o estimulada, en el caso talaverano que nos ocupa y preocupa, por nuestra inefable e inescrutable Junta de Casualidades. Que, desde el fatídico momento en que el poder político comenzó a controlar hasta el amargor e intensidad de nuestro aliento, es nuestra más socorrida Virgen de Lourdes, porque sabido es que la del Prado hace tiempo que derivó en Nuestra Señora del Parado.

El caso es que fue, compañeros todos, en su visita a ‘los medievales’ oropesanos donde y cuando el portavoz del ejecutivo regional, Nacho Hernando, anunció, literalmente, “la llegada de un rayo láser para reactivar la economía de la comarca de Talavera”. Y aquí, aviso, entramos ya en plena mecánica cuántica, al constatar que si lo que ahora se anuncia es láser, no hay más remedio que colegir que lo anterior era mero máser.   

Que es, digamos, el antecedente pobre del láser por ser un simple amplificador de microondas, nada que ver con el aparatito tan usual en nuestras cocinas advierto, que además no se ve, por carecer del haz de luz que caracteriza al láser. Puros y duros máseres, con mucho ruido y sin luz alguna, fueron por lo tanto los sucesivos planes especiales para Talavera prometidos por José Bono, José María Barreda y la siempre dolorosa Cospedal.

Pero en esto llegó Jefe Page al gobierno regional y se acabó la confusión. Ese gran embrollo endosado por Confucio, como bien saben los que han tenido el privilegio de beneficiarse del inigualable sistema educativo español. La confusión y la antigualla, porque el paso del máser al láser anunciado por Hernando supone un paso de gigante tecnológico en la instrumentación y posterior verificación de la hasta ahora vana estimulación de las ondas sociales, económicas y laborales de esta Talavera de nuestras vidas y movidas.

Si Hernando no miente y lo que viene es láser, ya digo, no tiene más remedio que verse y si no se ve, es que seguimos con el engañoso máser de siempre. Veremos a ver lo que vemos, o no vemos. De ello dependerá que la puta base talaverana desenfunde, o no, esas pistolas pháser que salían en la saga de Star Trek y que disparan láseres, canjeables por votos, a diestro y siniestro contra los extraños, sean estos vulcanos o ‘juntanos’. Es decir seres provenientes de la Junta que, presuntamente, nos unta y arrejunta.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad