martes, 4 octubre 2022
- Publicidad -

Las mujeres intervienen en el juicio por la muerte del cazador de Belvís

juicio belvis
Una imagen del primer día del juicio

Tras el interrogatorio a los dos acusados, la vista sobre la muerte del cazador de Belvís ha acogido la declaración de tres mujeres que pueden aportar testimonios de peso. Así, María Isabel C.R., amante de la víctima Antonio Fernández Muñoz, increpó a los acusados tildándolos de “asesino” y contó que al no tener noticias de Antonio, llamó por teléfono a ‘El conejo’ y éste le ofreció unas explicaciones que no la convencieron en absoluto.

“Le noté –declaró la amante- nervioso, balbuceaba y tuve que insistir mucho para que ‘El conejo’ y su primo –no sobrino como indicó la Fiscalía, por error- buscaran a Antonio en la finca ‘Los Baños’ y, encima, rastrearon por un lugar muy distante de donde se encontraba enterrado el cadáver”.

Digital_Conejo
Rufino, entrando en los Juzgados de Talavera

María del Pilar P.R., viuda del cazador, reconoció que su matrimonio pasaba por “muy mala racha”, pero “a pesar de todo, le había aconsejado a Antonio que rompiera toda relación con ‘El conejo’ porque no me parecía una recomendable compañía”.

También prestó declaración Gabriela H., ciudadana rumana y exnovia de ‘El conejo’ que trabaja en un local de alterne de Talavera. Hay que reseñar que Rufino González ‘El conejo’ la definió con la instigadora del crimen y por eso sus manifestaciones se esperaban en la sala. Esta mujer afirmó que –en un vis a vis que mantuvo con ‘El conejo’ en la cárcel- el acusado le confesó que había matado al cazador.

Lazaro V
Jesús Lázaro

Eso sí, relató una historia que comienza con el préstamo de Antonio Fernández a ella de 2.500 euros, a través de Rufino González, para rescatar unas joyas que tenía empeñadas. Luego, devolvió el dinero a Rufino para que éste se lo entregara al cazador, pero quedó disconforme y la víctima presionó a Rufino para tener un encuentro con ella y “llevarme al monte”.

Por su parte, Jesús Lázaro, abogado de la acusación particular, expresó sus protestas en el juicio porque “porque la testigo acaba de manchar el buen nombre de la víctima” y, al final, de la vista manifestó que “estas declaraciones faltan a la verdad”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad