lunes, 15 abril 2024
- Publicidad -

Coaliciones en la candidatura al Senado. El ejemplo toledano de 1977


Enrique mtnez de la casaLa convocatoria de elecciones generales para el 26 de junio próximo, ha vuelto a traer a la actualidad la posibilidad de coaliciones electorales en las candidaturas al Senado. El doble sistema electoral español (proporcional restringido para el Congreso y mayoritario para el Senado) hizo que el pasado 20 de diciembre, la mayoría minoritaria del Partido Popular en el Congreso se tradujese en una mayoría mayoritaria del PP en el Senado.

La característica de esta Cámara como Cámara de relectura de leyes y peaje necesario para la reforma constitucional, ha llevado a algunos líderes políticos del PSOE, de Podemos y de Izquierda Unida, a abogar por la formación de coaliciones progresistas provinciales para el Senado si bien la iniciativa de dirigentes socialistas como Ximo Puig fue pronto rechazada desde la dirección federal del PSOE y quedó descartada antes de nacer.

Este mismo PSOE ya realizó la propuesta y experiencia en el año 1977 consciente de que en un sistema mayoritario de elección era necesaria la unión de los votos de la izquierda o del centro izquierda en torno a una candidatura única. El ejemplo de Entesa dels Catalans es paradigmático al unir a socialistas, comunistas y nacionalistas en una misma candidatura. Pero también se unió en la candidatura Senado Democrático con Izquierda Democrática, Alianza Liberal y PCE o Frente Autonómico en el País Vasco con PNV y ESEI.

Por tanto, la propuesta de alianza que ha sido frontalmente rechazada por la Ejecutiva Federal Socialista fue una práctica común y extendida en las primeras elecciones democráticas.

fachada senadoTraigo aquí el ejemplo de la provincia de Toledo como comprobación de que la agrupación del voto en un bloque de progreso puede mejorar las expectativas electorales del PSOE que parte, sin duda, en desventaja a tenor de los datos del 20 de diciembre: Carmen Riolobos (PP), senadora más votada saca 41.600 votos a Félix Ortega, primer senador del PSOE.

En 1977 y por razones que la historia electoral de la provincia podrá contar y que no vienen al caso, el PSOE presentó una candidatura con sólo dos candidatos al Senado: Gregorio Peces-Barba del Brío y Francisco Ramos Fernández-Torrecilla. En razón de esta anomalía se realizó la propuesta formal al Partido Comunista de un apoyo mutuo en la papeleta del Senado donde el PCE sólo había consignado a un candidato: Trinidad García Vidales.

El acuerdo fue beneficioso para los socialistas a tenor de los números: dos senadores del PSOE y dos senadores de UCD. Siendo la candidatura de UCD al Congreso la más votada:

UCD: 101.891 votos

PSOE: 83.956 votos

AP: 44.091 votos

PCE: 21.942

Y sin embargo, los votos a las candidaturas del Senado fueron los siguientes:

Gregorio Peces-Barba del Brío (PSOE): 113.923 votos

Francisco Ramos Fernández-Torrecilla (PSOE): 106.048 votos

Fernando Chueca Goitia (UCD): 105.048 votos

Fernando Rojas Gómez (UCD): 94.075

De aquel intercambio de apoyos, el beneficiado fue el PSOE porque Trinidad García Vidales sólo obtuvo 48.419 votos que, sin embargo, doblaban a los 21.942 que obtuvo su partido con la candidatura comunista de encabezaba Luis Lucia Lobato.

De donde se deduce que la postura de Ximo Puig y otros no andaba tan descaminada y que errar es humano pero no poner remedio a lo evidente debe tener alguna consideración oculta que se me escapa. A no ser que la consigna sea perder.

Enrique M. De la Casa es periodista

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad