miércoles, 15 mayo 2024
- Publicidad -

El Alberche entra en emergencia y peligran los regadíos de Talavera

Embalse del Burguillo

La Plataforma de los ríos Tajo y Alberche han alertado de que no hay suficiente agua para garantizar los regadíos de Talavera, La Sagra y Toledo.

Y es que analizados los últimos datos facilitados por la Confederación Hidrográfica del Tajo, el río Aberche ha entrado en situación de emergencia dado que sus embalses de referencia, Burguillo y San Juan, se encuentran a un 13 y a un 21 por ciento de su capacidad y apenas acumulan entre los dos poco más de 54 hectómetros cúbicos.

Esto implica que no hay agua suficiente en los embalses para satisfacer las necesidades del propio sistema del Alberche, que además está obligado a demandas externas, como los bombeos al Canal de Isabel II, fijados en hasta 219,8 hm3 desde mediados de la década pasada, señalan desde la Plataforma.

De manera inmediata –refieren- se elimina la posibilidad para la próxima temporada de satisfacer la demanda de los regadíos del Canal Bajo del Alberche en Talavera de la Reina y localidades limítrofes. “Sin agua en el Alberche ni en la cabecera del Tajo, estos regadíos públicos afrontan una temporada más que problemática”, lamentan.

Así, de persistir la situación de escasez de aportaciones a los embalses reguladores, y los bombeos por parte de la Comunidad de Madrid vía Canal de Isabel II, se puede afrontar una situación delicada en los abastecimientos urbanos e industriales.

El Alberche, “a los pies de los caballos”

Para los responsables de la Plataforma “esta situación del Alberche viene dada por los condicionantes impuestos en la Resolución de 12 de abril de 2006, del gobierno de Zapatero y su ministra Narbona, que concedían 100 hm3 más del Alberche para acallar las críticas de la entonces presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ante la modificación del Plan Hidrológico Nacional con la eliminación del trasvase del Ebro. Esta decisión, plasmada después en el Plan Especial de Sequía del Tajo (recurrido a finales de la pasada década por la Plataforma de Talavera), y su mantenimiento en los Planes de cuenca aprobados en 2014 y 2016 por el Partido Popular (también recurridos por la Plataforma), pusieron y ponen a los pies de los caballos al Alberche y a las propias demandas de su subcuenca, en especial a las ubicadas en territorio castellano-manchego”.

Río Alberche a su paso por la localidad toledana de Escalona

Desde la Plataforma exigen “la inmediata revisión de la concesión del Alberche al Canal de Isabel II, su disminución desde los 219,8 hm3 hasta una cifra inferior a los 100 hm3; y la fijación de reservas de resguardo estratégicas para abastecimiento a Madrid en los embalses de cabecera del Tajo, Entrepeñas y Buendía, que deben volver a su función de gestión hiperanual para la propia cuenca, además de constituir un resguardo para abastecimiento de la capital del Estado y su área periurbana, en los ciclos de sequía que cada vez vivimos con mayor extensión temporal y crudeza. El trasvase Tajo-Segura, eje aberrante sobre el que pivota toda la gestión del Tajo y sus afluentes hasta Talavera de la Reina, debe de dejar de marcar la pauta de gestión, para convertirse en algo del pasado, ejemplo de mala praxis planificadora y técnica, que ha llevado al agotamiento y al desequilibrio al Tajo, a sus afluentes; y que ha puesto en peligro las propias demandas de la cuenca”.

Por último, quieren destacar la “mención especial merecen los regadíos públicos del Alberche en el entorno de Talavera. ¿De dónde regarán si no hay agua en el Alberche y en el Tajo, con la cabecera bajo mínimos, y sin reservas para garantizar las propias demandas asignadas, no ya del trasvase, sino en la propia cuenca? ¿De qué sirve una obra proyectada y licitada para hacer permanente unos bombeos desde un Tajo que no tiene ni siquiera agua para garantizar un mero caudal ecológico? ¿Cómo se ha ido permitiendo políticamente que se pongan en peligro las demandas de estos regadíos en el tramo inferior del mismo, tanto en los Planes de cuenca, como en las sucesivas concesiones a Madrid, y de facto se intenten sustituir por un agua inexistente en el Tajo?”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad