viernes, 17 mayo 2024
- Publicidad -

El otoño en Castilla-La Mancha será ligeramente más cálido y seco

El otoño en Castilla-La Mancha se espera que sea ligeramente más cálido que la media y también ligeramente más seco, tras las lluvias aportadas por las dos danas (depresión aislada en niveles altos) de este mes de septiembre.

La delegada de la Agencia Estatal de Meteorología para Castilla-La Mancha, Paloma Castro Lobera, ha ofrecido este viernes una rueda de prensa para dar a conocer la predicción estacional para el otoño 2021 y el resumen meteorológico del verano 2021 en la comunidad autónoma.

Este otoño ligeramente más cálido (aproximadamente medio grado) y ligeramente más seco vendrá tras un verano que ha sido muy cálido con una media de 23,9 grados de temperatura en la región, sobre todo a causa del mes de agosto por la ola de calor de los días 10 al 15.

Las precipitaciones han venido marcadas por las danas del 31 de agosto y 1 de septiembre, y de estos últimos días, de hecho, en la tarde de este viernes se esperan cantidades importantes en la región.

Se trata de danas asociadas al otoño, con lluvias torrenciales que caen de manera caótica e insistente, que entran dentro de la normalidad en esta época del año, y que en esta ocasión se han registrado en septiembre porque ya se había tenido un mes de agosto muy cálido.

Respecto a la relación de estas danas y el cambio climático, Castro ha señalado que hay que estudiarlo todavía, porque lo que va asociado al cambio climático es una mayor frecuencia de fenómenos adversos, además, en ocasiones hay que tener en cuenta que el que haya arroyos cercanos a los núcleos urbanos acentúa los efectos de las lluvias torrenciales.

Es normal que haya cuatro o cinco episodios de dana, que ocurren en toda la península, ha explicado Castro, quien ha añadido que sí que se contabilizan ya siete años que son más cálidos.

Verano cálido en Toledo

La Aemet ha catalogado el verano como cálido en Toledo y Albacete y muy cálido en Ciudad Real, Guadalajara y Cuenca, debido a las altas temperaturas de agosto con una media de 25,6 grados, pero que en plena ola de calor se superaron en diversos puntos los 42 grados y la máxima se registró en Villarrobledo con 45,7 grados centígrados.

La mínima del verano se documentó en Molina de Aragón (Guadalajara) – municipio que también registra las mínimas en invierno- con 6,4 grados.

El verano en la región se ha catalogado como muy húmedo puesto que la precipitación media en Castilla-La Mancha fue de un 116 % del valor medio, con Toledo y Ciudad Real dentro de los parámetros normales y Albacete Guadalajara y Cuenca húmedos.

Julio fue un mes seco, pero agosto y septiembre registraron precipitaciones torrenciales en algunos puntos, por ejemplo Toledo con 57 litros por metro cuadrado y Huelves (Cuenca) con 66.

La reserva de agua, por su parte, es objeto de preocupación puesto que ya está por debajo de la media de los últimos diez años.

Para este viernes se esperan cantidades importantes de precipitación, que ya el sábado serán lluvias débiles y el domingo predominará la tranquilidad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad