sábado, 20 agosto 2022
- Publicidad -

Las Cortes de Castilla-La Mancha aprueban por unanimidad la ley LGTBI

Los tres grupos políticos con representación en las Cortes de Castilla-La Mancha han aprobado por unanimidad el proyecto de ley de Diversidad Sexual y Derechos LGTBI, que garantiza los derechos humanos y constitucionales de este colectivo, la igualdad efectiva y el derecho a la no discriminación.

Este proyecto de ley, que ha sido el primer punto del orden del día del pleno celebrado este jueves, ha llegado a su debate parlamentario sin enmiendas parciales de los grupos parlamentarios -ya que la mayoría de las presentadas fueron aceptadas en comisión y el resto fueron retiradas-.

Tras la votación con los votos a favor de PSOE, PP y Cs, los colectivos que han seguido el debate desde la tribuna de invitados han celebrado el respaldo con aplausos y coreando “Sí, sí, sí la ley ya está aquí”, y también todos los diputados se han puesto en pie para aplaudir a dichos colectivos, que han ondeado banderas arco iris.

En concreto, esta ley tiene como objeto la consolidación y ampliación de los derechos de personas lesbianas, gais, bisexuales, transexuales o trans e intersexuales, y la adopción de medidas concretas mediante la puesta en marcha de políticas públicas que garanticen el libre desarrollo de la personalidad, para evitar situaciones de discriminación y violencia, y asegurar que en Castilla-La Mancha se pueda vivir la diversidad sexual en plena libertad.

La norma prohíbe toda práctica de terapias y pseudoterapias de aversión, conversión o contracondicionamiento destinadas a modificar la orientación sexual, la identidad sexual, el desarrollo sexual o la expresión de género de las personas LGTBI cuyas consecuencias para la salud mental son perniciosas.

Blanca Fernández.

Asimismo, uno de los objetivos fundamentales de esta ley es promover estudios que aporten datos sobre esta realidad y regular la garantía estadística de los mismos, al tiempo que se compromete con la protección de la infancia y la adolescencia.

También se crea la comisión de Diversidad, el Consejo LGTBI, como un órgano consultivo y de participación ciudadana en materia de derechos y libertades de las personas LGTBI e incluye la puesta en marcha de un sistema de acogida residencial para personas LGTBI en situación de especial vulnerabilidad o exclusión a causa de su orientación sexual.

Una ley necesaria

La consejera de Igualdad y portavoz del Ejecutivo castellanomanchego, Blanca Fernández, ha subrayado que esta es una ley necesaria, ya que aunque la Constitución blinda los derechos y libertades de todos los ciudadanos, la Carta Magna “no es suficiente”, sino que tiene que desarrollarse a través de leyes que, como en este caso, “protege derechos fundamentales” y ha destacado asimismo, que ha sido una norma “muy trabajada” y muy consensuada con los colectivos, que presentaron 500 alegaciones en el trámite de consulta pública.

Asimismo, ha celebrado la unanimidad concitada en torno a la norma, porque “es un gesto imprescindible en un momento convulso”.

“Qué persona del colectivo LGTBI no ha dicho, como mínimo, que alguna vez le han insultado o ha sufrido acoso o violencia en el peor de los casos”, ha lamentado la consejera de Igualdad, que ha insistido en que la sociedad “no puede dar la espalda a esta realidad” y si bien ha resaltado que “la inmensa mayoría es sensata, hay una minoría que no respeta las libertades y los derechos”.

Por ello, ha reivindicado que “frente a esas actitudes, hay que pertrecharse con instrumentos y esta ley es uno de ellos”, pero ha advertido de que “las leyes no son soluciones mágicas, son instrumentos solo si se aplican”.

Rosario García Saco.

Por su parte, las portavoces de los tres grupos parlamentarios han celebrado la aprobación de esta ley por unanimidad y han coincidido en la importancia de la norma.

Así, la diputada del PSOE Rosario García Saco ha subrayado que esta ley, que se aprueba “por justicia”, “no resta nada a nadie, sino que suma derechos a una parte de la población” y ha destacado el factor educativo, para que “los niños crezcan en una sociedad que respeta la diversidad”.

También la parlamentaria del PP Gema Guerrero ha valorado la aprobación de esta ley, porque va en la línea de lograr “una sociedad cada vez más igualitaria” y ha resaltado que “el PP siempre ha defendido la igualdad y la libertad y esta ley es muestra de ello”, al tiempo que ha animado a seguir trabajando para “eliminar cualquier indicio de discriminación que pueda existir en la educación, las relaciones laborales, la cultura, la salud el deporte y, en general, a la hora de acceder a cualquier servicio”.

Además, la diputada de Cs Elena Jaime ha lamentado que el colectivo LGTBI ha sufrido a lo largo de la historia “grandes estigmas” y “muchos se han visto abocados al sexilio por miedo a señalamientos, discriminaciones y cosas peores” y ha reflexionado que “esta ley no debería existir, porque sus derechos deberían estar blindados por el sentido común de la sociedad”, aunque ha lamentado que no siempre es así e incluso se ha detectado un repunte en los casos de lgtbifobia.

Con la aprobación de esta ley LGTBI en Castilla-La Mancha, solo dos comunidades autónomas no tienen una norma sobre este asunto, en concreto, Asturias y Castilla y León.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad