sábado, 13 agosto 2022
- Publicidad -

Tomás Rufo abre por tercera vez la puerta grande de La Caprichosa de Talavera

El torero de Pepino da otra exhibición de dominio y hambre

 

REPORTAJE GRÁFICO: MIGUEL BETIS

El diestro de Pepino Tomás Rufo cosechó en la tarde de este sábado un nuevo y rotundo triunfo al cortar seis orejas y abrir por tercera vez la puerta grande –el año pasado como matador y en 2018 como novillero– del coso de La Caprichosa de Talavera de la Reina, la ciudad que le vio nacer.

Cuatro grandes faenas ante otros tantos astados de Alcurrucén muy bien presentados, en un festejo mixto que compartió con Guillermo Hermoso de Mendoza, que a caballo sólo pudo pasear un apéndice.

El futuro del toreo, a caballo y a pie, se vio las caras en Talavera de la Reina. Juntos, pero no revueltos. Cada uno en lo suyo. Los dos venían a la Ciudad de la Cerámica tras abrir la Puerta Grande de La Maestranza hace escasas fechas. Y la tarde no defraudó.

Talavera, claramente, quería ver a Tomás Rufo, el diestro de la comarca que apunta a figura, su diestro.

Tomás Rufo: Más que maneras, mucho dominio y mucha hambre

El segundo (primero de lidia a pie) se movió con cierto desorden pero con vibración. Rufo, con evidentes ganas, lo persiguió hasta cuajar lances notables, cerrados con una media enroscada extraordinaria.

En la muleta el pepinero alternó pitones, bajando la mano y, por ende, los humos del de Alcurrucén. Hubo ajuste y entrega, coronando a la segunda con una muy buena estocada con la que cortó la primera oreja.

El tercero deambuló por la plaza durante los dos primeros tercios pero se centró en el último. Rufo anduvo entregado a la par que algo acelerado en sus formas.

El de Alcurrucén se dejó sin más, y lo que faltó para la concesión del doble trofeo lo puso el de Pepino con la ya mentada entrega y otro soberbio volapie, esta vez al primer intento.

La faena de muleta al quinto la inició -no se sabe si casualmente- donde resultó mortalmente herido Gallito. E hizo honor a tal circunstancia con un faenón, quizás menos vistoso que el trasteo realizado al tercero, pero de una claridad de ideas y valor apabullantes.

El de Alcurrucén, con la codicia justa, embestía a media altura, por lo que Rufo vació los muletazos a media altura para dosificar la duración de su antagonista.

Luego pasó a instrumentarlos de uno en uno, ceñido y hacía dentro, arrimándose con hambre (éste la tiene de ser gente grande) y matando de manera excepcional a la primera. Las dos orejas, lógicamente, cayeron.

El sexto fue noble y soso. Lo más reseñable llegó en varias fases de derechazos en los que Rufo tiró de las remisas arrancadas hasta el final.

A éste, sin embargo, lo pinchó, circunstancia que solventó a la segunda volviendo a dejar una gran estocada entera arriba. Le funciona todo. De momento. Ojalá sea por mucho tiempo.

Guillermo Hermoso de Mendoza

Por su parte Guillermo Hermoso de Mendoza no empezó bien la tarde, clavando un rejón de castigo entre el número y el hierro, en una labor que no alcanzó altura.

Sí caldeó el ambiente el rejoneador estellés con el manejable cuarto, en el que destacó montando a Ilusión. Clavó ajustado y con compromiso, aunque fallando con el rejón de muerte, lo cual no impidió que paseara una oreja.

Ficha del festejo mixto

Plaza: La Caprichosa de Talavera de la Reina, en el único festejo de la Feria de San Isidro. Tres cuartos de entrada. En los tendidos estuvieron viendo la lidia los presidentes de los gobiernos regional y provincial, Emiliano García-Page y Álvaro Gutiérrez, que estuvieron acompañados por la alcaldesa de Talavera de la Reina, Tita García Élez, entre otras autoridades.

Dos toros de Fermín Bohórquez para rejones (primero y cuarto), reglamentariamente despuntados, y cuatro de Alcurrucén (segundo, tercero, quinto y sexto) para lidia a pie.

Manejables los de Bohórquez (mejor el cuarto). Muy bien presentados los de Alcurrucén, en tipo de embestir, con menos presencia el sexto. Encastado el segundo. Manejables el resto.

El rejoneador Guillermo Hermoso de Mendoza, silencio y oreja.

Tomás Rufo: oreja, dos orejas, dos orejas y oreja.

Jeremy Banti actuó como sobresaliente.

En cuadrillas saludaron tras banderillear Sergio Blasco (en el primero) y Fernando Sánchez (en primero y quinto).

La Banda Municipal de Música de Talavera de la Reina interpretó por primera vez el pasodoble creado por el director de orquesta Jerónimo Castelló en honor al distro de Pepino Tomás Rufo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad