lunes, 26 septiembre 2022
- Publicidad -

Buscan una solución para el antiguo Mercado de Abastos de Talavera

Mercado de Abastos de Talavera, en la Corredera del Cristo

Tras el intento fallido de reapertura por parte de la empresa que recibió la adjudicación del Ayuntamiento de Talavera por un periodo de 35 años, el Gobierno Municipal espera poder resolver en un mes el contrato que ostenta Gestión Integral de Proyectos y Construcción, IPRO, desde agosto de 2013 y recuperar así la propiedad y el derecho de uso del antiguo Mercado de Abastos, en Corredera del Cristo.

Ahora que el Mercado está en camino de volver a manos municipales, desde el Consistorio se está estudiando “la mejor forma de volver a licitarlo” de cara a aprovechar la privilegiada ubicación y características de un edificio sobre el que se siguen depositando muchas esperanzas de que sirva para la revitalización de la actividad comercial de la zona.

María Rodríguez, portavoz municipal y concejal de Urbanismo, explica al respecto que el equipo de Gobierno sigue pretendiendo que el antiguo Mercado tenga un uso “que permita que haya mucha más afluencia de gente al casco”.

abastos pseudoapertura
Su primer intento de apertura no fructificó

En la actualidad y por acuerdo adoptado en Junta Local de Gobierno, los servicios técnicos y jurídicos del Consistorio están tramitando desde el pasado septiembre un expediente de resolución que se inició dos años después de que IPRO se comprometiera a acometer las obras de remodelación en un plazo de 8 meses y reabrir posteriormente el viejo Mercado como un gran foco no sólo comercial, sino también de ocio y cultura.

Locales de hasta 200.000 euros por 35 años

Sin embargo, pese a distintos anuncios en tal sentido, los trabajos nunca llegaron a iniciarse, posiblemente por el elevado precio de los derechos de ocupación durante los 35 años de concesión de los locales puestos a la venta o en alquiler por parte de IPRO, con lo que la respuesta de los negocios locales y foráneos fue muy escasa.

En este sentido, cabe recordar que, tras comprometerse a pagar al Ayuntamiento un canon de 966.000 euros a lo largo de los 35 años de vigencia del contrato y acometer un proyecto de obra y acondicionamiento valorado en 2.4 millones de euros, el precio al que IPRO puso a la venta sus locales por dicho periodo era de unos 70.000 euros de media, llegando el más caro hasta los 200.000 y siendo de 40.000 el más económico.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad