miércoles, 17 abril 2024
- Publicidad -

Vascos, o todo por el interés particular

Miguel Angel SanchezAhora que estamos en campaña electoral no está de más recordar que en demasiadas ocasiones la acción política, vendida y vestida bajo el manto del “interés general”, no tiene otro fondo que el de satisfacer el ego del político de turno con mando en plaza, cuando no directamente amoldar ese pretendido y manoseado “interés general”, al muy particular. Ejemplos sobran, especialmente en el territorio urbanístico, que es donde en los años de la fiebre especulativa se creaba el dinero recalificando suelo rústico a urbanizable en un cuarto de hora.

Ejemplos sobran, digo, que la ley en este asunto ha sido más parte que justicia. Conseguidores bisagra y cargos públicos dispuestos a satisfacer ese “interés general” han sobrado en este país. Ahí están las noticias y los autos judiciales, y alguna que otra sentencia. España ha sido saqueada con una absoluta falta de elegancia y escrúpulos. El catálogo es amplio, desde el pretaporter urbanístico de pueblo, hasta la obra “pública” innecesaria y megalómana, que era/es pólvora del rey, pasta de todos, es decir, de nadie.

Ejemplo de este asunto es todo lo relativo al proyecto de Ciudad de Vascos y sus flecos, impulsado por el anterior gobierno de la Diputación de Toledo, y escoltado fervientemente, para limpiar cualquier “obstáculo”, por el gobierno también del Partido Popular de Cospedal. Ya dije en su momento lo que opinaba de este proyecto, que sólo se hacía para favorecer intereses muy particulares, eso sí, a cargo de las costillas de los contribuyentes que como siempre pagamos todas la fiestas.

Un proyecto innecesario que sólo iba encaminado a contentar a la propiedad de la finca donde se ubica el yacimiento de Vascos, cerrar el camino de siempre, y llevarse por delante el nido más oriental de cigüeña negra en el Tajo y un territorio de águila perdicera. Pero eso, el medio ambiente, no importa cuando hay para todos, e incluso para oenegés ecologistas que estaban en el asunto, apoyaron el proyecto y participron fervientemente en su gestación, aunque cuando cambió el viento y la color en Fuensalida, ya empezaron a cogérsela con papel de fumar, que ya se sabe…

El interés particular travestido de nuevo de interés general. La maquinaria y los diversos poderes de las Administraciones -tantas- puestas al servicio de los intereses o los negocios del particular de turno. Y todo a déficit, a deuda, a tirar de la hucha de las pensiones… La obra ‘pública’ innecesaria, como la más eficaz, ingeniosa e infalible maquinaria de corrupción blanqueada. Paga usted, no lo olvide.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad