lunes, 4 julio 2022
- Publicidad -

El trasvase Tajo-Segura podría cerrar a finales de año… por falta de agua

La pretensión de los pueblos y ciudades de la cuenca del Tajo de ver cerradas las tuberías que se llevan desde hace 40 años al Levante el agua limpia de su cauce podría concretarse en los meses de noviembre o diciembre, pero no por una decisión racional y definitiva sino por falta de agua y de manera transitoria.

El último informe elaborado por el Centro de Estudios y Experimentación de Obras Públicas (CEDEX) para la Comisión de Explotación del Trasvase Tajo-Segura señala que los embalses de la cabecera del Tajo de Entrepeñas y Buendía apenas tendrán almacenados en esa fecha unos 400 hectómetros cúbicos de mantenerse, como dicen las previsiones climatológicas, las escasas o nulas precipitaciones en los próximos meses.

Obliga el memorándum del PP

Cuando se concrete el expolio de los últimos 20 hectómetros cúbicos, propuestos y aprobados para este mes de julio, los embalses acumularán poco más de 600, que irán menguando paulatinamente, a pesar de encontrarse en nivel 3, es decir, en situación hidrológica excepcional, con los habituales expolios mensuales de 20hm3 a los que obliga el memorándum del Tajo-Segura, aprobado en 2014 por el Gobierno de Rajoy y las comunidades de Castilla-La Mancha, Murcia, Valencia, Madrid y Extremadura, todas ellas gobernadas por entonces por los ‘populares’. El consumo y la evaporación harán el resto.

Eso supondrá el cierre del trasvase si finalmente los embalses de cabecera acumulan por noviembre o diciembre, como se espera, menos de 400 hectómetros cúbicos de agua, que es la cantidad establecida en 2014 como límite a partir del cual no se puede derivar agua al Levante y que supone la sequedad casi absoluta y un nuevo daño al ecosistema de consecuencias impredecibles.

Alerta de la CHT

La Confederación Hidrográfica del Tajo (CHT) ha alertado de la situación de la cuenca, de la problemática del margen izquierdo del Tajo donde se ubican Toledo y Talavera, además de advertir que la zona del Tiétar y la del Alberche ya están en situación de sequía prolongada.

Cabe recordar que en lo que va de año se han trasvasado al Levante 212 hectómetros cúbicos. Hasta el mes de abril se aprobaban de 38 hectómetros cúbicos al mes en 38, mientras que a partir de mayo, cuando los embalses cayeron al nivel 3, se autorizan de 20 al mes, como manda el memorándum.

También que no sería la primera vez que las tuberías pasan meses sin trasladar agua, algo que ya ocurrió entre 2017 y 2018 y en el año 2000.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad