jueves, 10 noviembre 2022
- Publicidad -

Un policía local de Toledo detiene al “cruel” coronavirus

Roberto, policía local de Toledo, ha conseguido detener y vencer al coronavirus.

Tras diez días ingresado en el Hospital Provincial de Toledo, Roberto, de 54 años, ya es uno de los pacientes que ha podido superar esta “cruel” enfermedad y volver a casa, donde ha de estar aislado en su habitación durante 14 días más.

Roberto, a su salida del Hospital provincial de Toledo.

Todo comenzó con un “ligero picor de garganta”, luego llegó la fiebre, la presión en el pecho… y a urgencias del Hospital Virgen de la Salud.

Tras su traslado el Provincial, le tocó compartir habitación con Rubén, un hombre “un poquito más joven” que ingresó, y también salió recuperado, tres días antes que él.

“Nos hemos ido apoyando. No es lo mismo estar aislado solo que con un compañero”, manifiesta telefónicamente Roberto a Toledodiario, que recuerda cómo incluso cuando uno de los dos pasaba al servicio a ducharse dejaba “la puerta entreabierta” por si se mareaba y podía requerir de auxilio.

Agradecimientos

En esta enfermedad, reconoce, el aspecto psicológico juega un papel importante. No se conoce, se contagia fácilmente, la mejoría es lenta, mueren muchas personas y no sólo ancianos.

Por eso ha sido fundamental “el grandísimo apoyo” de sus compañeros de la Policía Local de Toledo “en todo momento”, así como el de su familia y su mujer, Esther.

También agradece “el fenomenal” trato que ha tenido tanto de los profesionales sanitarios como del personal de limpieza “que pasaba con una sonrisa a la habitación” y a la alcaldesa, Milagros Tolón, quien ha estado “muy pendiente” de su evolución.

Aplausos por las altas

Sobre el ambiente que percibía en el Hospital Provincial los días que ha pasado ingresado, destaca que “una de las cosas que más alegría” le daba era “escuchar los aplausos” de los sanitarios a los pacientes que recibían el alta.

“Eso te emocionaba mucho. Te ayudaba a salir adelante”, señala sobre estos momentos que contrastan con el silencio y la desazón de los fallecimientos de quienes, lamentablemente, no han podido superar esta enfermedad.

“Es duro, cruel, pero se puede salir adelante”, apunta Roberto, quien envía un mensaje de ánimo a todas las personas que están pasando por esta situación.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad