lunes, 1 agosto 2022
- Publicidad -

XXIX aniversario de la declaración de BIC de la iglesia de Navamorcuende

El presidente de la Diputación de Toledo, Álvaro Gutiérrez, ha participado en el acto celebrado en la localidad de Navamorcuende para conmemorar el XXIX Aniversario de la declaración de Bien de Interés Cultural de la iglesia de Santa María de la Nava.

Álvaro Gutiérrez ha querido acompañar a los vecinos de Navamorcuende en la celebración de una efeméride importante para la población, como fue el reconocimiento de su iglesia parroquial como BIC con la categoría de monumento en 1993, asistiendo al acto organizado por la parroquia que ha presidido el arzobispo de Toledo, Francisco Cerro, acompañado por el párroco local José María García.

La iglesia de Santa María de la Nava, templo del siglo XVI de gran belleza e historia, ha acogido los actos organizados que han incluido la celebración eucarística y una conferencia sobre el monumento que ha ofrecido al término de la misa el historiador y escritor, Julio Sánchez Gil, miembro de la Real Academia de Bellas Artes y Ciencias Histórica de Toledo.

Álvaro Gutiérrez ha agradecido al párroco de Navamorcuende la invitación a asistir a una conmemoración que considera pone en valor la riqueza patrimonial de la localidad y la valiosa iglesia que atesora y que se ha conservado de forma magnífica llegando hasta nuestros días en muy buen estado, manteniendo la sobriedad constructiva del monumento.

También han asistido a los actos de celebración del XXIX Anviersario de la declaración de BIC de la iglesia parroquial de Navamorcuende el delegado provincia de Educación, Cultura y Deporte, José Gutiérrez; el alcalde del municipio, Luis Mariano Valdés-Padrón, así como alcaldes, alcaldesas, concejales y concejalas de localidades cercanas como Garciotum, Pelahustán, Cardiel de los Montes, Buenaventura, Almendral de la Cañada, El Real de San Vicente, Hinojosa de San Vicente y Almendral de la Cañada.

Construida en el siglo XVI

La iglesia de Santa María de la Nava fue construida en el siglo XVI y se caracteriza por su sobriedad constructiva, con muros de sillería y contrafuertes renacentistas y decorados con bolas y pináculos. A los pies cuenta con una torre de dos cuerpos. El templo es de planta basilical, de una sola nave, rematada en un ábside de cinco lados.

Perteneciente a la archidiócesis de Toledo y al arciprestazgo del Real de San Vicente, la iglesia se levantó sobre un templo anterior del que resta la sacristía de finales del siglo XV cubierta con bóveda de crucería ojival.

En el exterior se encuentran contrafuertes renacentistas rematados en pináculos coronados con bolas.

El señor de la Villa Enrique Dávila encargó la construcción de esta iglesia al maestro cantero Pedro de Tolosa, colaborador de Juan Bautista de Toledo y Juan Herrera.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad